viernes , octubre 20 2017
Home / La evolución del navegador de Internet

La evolución del navegador de Internet

Y otros menesteres, desde mi punto de vista.

Bueno, a riesgo de escribir otro articulo que me deje como un viejo decrepito a mis jóvenes 26 primaveras, les quiero comentar, para aquellos que no pudieron verla, como vi yo a la evolución de los navegadores de Internet, las paginas, y las redes sociales, en los últimos años. Esto es totalmente mi punto de vista, y lo voy a hacer desde mi orden cronológico Tal vez, se sientan identificados.

Un floppy de 5 1/4". La ultima tecnologia. 512kb

1. Génesis: Corría el año 1993, cuando en la ciudad de Coronel Bogado, Itapua, Paraguay, a mi señora madre se le ocurre enlistarme en un curso de “Computación personal y Dactilografia”.

Se daba en un local alquilado por el tío de mi mejor amigo Marcelo (les prometo que esto tiene relevancia mas adelante), en donde “Hotkey”, el instituto, proveía oportunidad de aprender informática “para el día a día”. Aun recuerdo que el primer día que iba a tocar una computadora (luego de muchas clases teóricas), lleve puestos guantes blancos de desfile.

Tenia yo 7 años. No conocía de la existencia del Internet, mucho menos en Paraguay, y mucho menos en esas computadoras con discos floppy de 5 pulgadas y 512kb de espacio.

2. Primer contacto del tercer tipo: Fui yo de vacaciones a Argentina, y en la biblioteca donde trabajaba mi tía, había una computadora que tenia acceso a “Internet”.

Asi se veia Altavista, un poco antes de que yo la encuentre.

Yo no tenia idea de que era mas allá de lo que había leído en un par de revistas, era todo un misterio. La pantalla de la PC era a color, corría Windows 95, y (créanlo o no!), tenia un CD-ROM y unos parlantes. Mi primo abrió el Netscape (que en la época era lo mejor -y casi único- en cuanto a navegadores), y me dijo “Con esta página, podes conocer el mundo”.

¿La página? Altavista, una de los primeros motores de búsqueda. Me quedé todo el día buscando fotos e información sobre los Andes, a donde queríamos ir a escalar el siguiente año.

Con un módem dial-up (pagado por la biblioteca), tarde más de 8 horas en buscar esa información. Nunca fuimos a escalar los Andes.

3. Internet se expande: En 1999, mi mejor amigo y yo (¡HA! ¿Vieron? ¡Era relevante!), empezamos a trabajar con su viejo administrando un cyber-cafe. Y si bien tal vez en su momento, un cyber-café en Coronel Bogado, Itapua (en aquel momento, estancado en el tiempo), no fuese una idea de inversión demasiado segura, yo me prendí de cabeza

MSN Messenger, el antepasado del Windows Live Messenger.

Es más, hice una inversión: Puse mi PC (AMD DXII a 133MHz) como parte de las Pcs del cyber, y me puse a laburar a cambio de poder usar Internet TODO EL TIEMPO QUE QUIERA, gratis. Salimos empatando creo, porque si bien yo usaba el Internet TODO el tiempo, teníamos 32kbps nomás de velocidad para todo el cyber, que encima venía por TeleSurf (servicio de Telecel – ahora Tigo – , que venía por antena!), así que de esos 32kbps, con suerte llegábamos a 28.

Para esta época, muchas cosas cambiaron. El e-mail se estandarizo un poco mas, y Microsoft empezó a proveer servicio de mensajería instantánea para ir en contra de ICQ (standard de la época), así como salas de chat para ir en contra de IRC (también estandardice de la época). Todo esto, a través del Microsoft Internet Explorer.

Corríamos Pcs con Windows 98 (que no tengo idea porque a alguna gente le parece bueno, nunca se apagaba!), y un server con Red Hat, aun a base de línea de comando jaja.

También, surgió el boom de Napster y el mp3, que cambiaría para siempre la industria de la música, y luego, el de las películas Nosotros por supuesto nos prendimos al mambo de bajar cosas, y para ello, usábamos Morpheus, uno de los tantos clientes P2P del momento.

El mundo iba cambiando, se iba achicando cada vez mas.

4. El pato Donald: Estaba yo chateando con una amiga de Ciudad del Este, Alto Paraná, Paraguay (ya en el 2005 creo que fue), a través de MSN. Ella tardaba y tardaba, y le digo yo “che, Yiyi -así es su apodo-, que lo que estas haciendo?”. Y me dice “Estoy completando los datos para mi Orkut”. Yo no tenia idea de que era eso, y para serles sincero, me sonaba (aun no se porqué), a algo que diría el Pato Donald.

Orkut. No necesita presentación.

Orkut, obviamente, terminó siendo el primer BOOM de redes sociales en Paraguay, y también el motivo por el cual mi migración a Facebook, que en Canadá (donde resido), era mucho mas usado, se haya demorado hasta el 2008.

Para esta época, ya existía también Youtube, en donde se podían ver videos de prácticamente cualquier cosa (ahora más que antes, creo.. lastimosamente =/ jajaja), MySpace (que se terminó centrando en músicos, pero no comenzó así), Friendster (el primer “BOOM” Norteamérica), y obviamente después Facebook, cuando se abrió para todo publico.

En este tiempo y espacio, ya estamos hablando de monitores de LCD, computadoras con doble núcleo, cámaras digitales para compartir fotos en las redes sociales, etc. Y llegamos a un momento en el cual 12 mil kilómetros de distancia (de Canadá a Paraguay), realmente ya no es tanta distancia como para mantenerme separado de mis amigos. Y también, estamos hablando de más opciones de navegadores, en un momento en el que los virus eran pánico de todo el mundo, Firefox y Opera se ponen a salvarlo, implementando no solo funcionalidad multimedia, sino también plug-ins para ampliar y customizar el workflow.

5. Actualidad: Ahora, desde mi Google Chrome en la PC, puedo sincronizar lo que quiero leer luego en mi tableta Android. También puedo administrar mis diferentes redes sociales, sea desde las paginas webs respectivas, o a través de aplicaciones dentro de mi navegador.

Creo que Chrome OS se va a ver como el Napster malentendido de su época, ¿porqué más y más nos estamos mudando a usar la nube en diferentes dispositivos? No sé.

Pero yo estoy en las nubes desde aquel primer encuentro entre mis ojos, y la belleza de Altavista.

Te puede interesar

Alerta de robo de identidad en iOS: pop-ups fraudulentos

Con todas las novedades del nuevo iOS es normal que estemos atentos a cualquier alerta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *