martes , octubre 17 2017
Home / Los mandamases de Google no se conforman con 8 jets privados

Los mandamases de Google no se conforman con 8 jets privados

Sergey Brin, Larry Page y Eric Schmidt, son las 3 personas mas importantes de Google, son los que generalmente dan siempre la cara por la empresa (como debe ser) y son también los que siempre están en el ojo de la polémica, cuando a Google se le acusa de algo, pero también hay que destacar que han guiado a la compañía a ser una de las mejores empresas tecnológicas de todos los tiempos y no solo eso, si no que también una de las compañías con mas influencia a nivel global, por eso no es de extrañarse que estos “Jefes”, se den la buena vida con sus carteras multimillonarias y es que deben de saber una cosa. Estos 3 personajes no se conforman con tener un jet privado para cada uno, si no que tienen 8 entre los 3 y por si eso no fuera suficiente, están haciendo todos los planes para adquirir un viejo hangar de la NASA, para convertirlo en el estacionamiento de sus cacharros voladores, por 33 millones de dolares.

Es su dinero y nadie puede decirles como lo gasten, pero una de las cosas que si saltan a la vista, es como estos ejecutivos le muestran al mundo como Google, es una empresa ambientalmente responsable, apoyando campañas “verdes”, haciendo que sus empleados manejen híbridos, fomentando el uso de bicicleta así como otros transportes que van en favor del ambiente dentro de su campus, pero que sin embargo terminan por consumir muchísimos recursos manteniendo a sus aviones, pero lo que no se les puede negar, es que sin duda los 3, han de tener mucho estilo (risas).

Ya hablando sin criticar ni un poco, creo que estos 3 personajes se han ganado lo que tienen, han revolucionado la Web de un sin fin de maneras y así como Apple, han innovado hasta el cansancio con servicios adelantados a su época.

Te puede interesar

Oukitel sigue optando por grandes baterías: conoce el Oukitel K8000

Hace un tiempo mencionábamos cuáles eran los móviles del mercado con mayor autonomía, donde encontramos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *