miércoles , octubre 5 2022
Home / El iPad como compañero de clases

El iPad como compañero de clases

He tenido la oportunidad de ver en diversos medios como el iPad en algunas universidades y escuelas se ha convertido en el compañero ideal para que los estudiantes eleven calificaciones, tengan un mejor aprovechamiento en clases y sean mas propensos a participar en el salón de clases. Las escuelas que usan este sistema ciertamente son escuelas que buscan nuevos métodos de enseñanza, adecuándose a la tecnología actual. Es realmente digno de destacar como las escuelas apoyan las nuevas tecnologías y las aplican a las aulas en lugar de satanizarlas y seguir usando los mismos métodos que se usaban en generaciones pasadas.

La Universidad Cristiana de Abilene en Estados Unidos ha fomentado el uso de nuevas tecnologías y un ejemplo de esto fue cuando empezó a darle a sus estudiantes iPhones para que pudieran usarlo como apoyo en clases, aunque no prohibían el uso para distintas cosas, como redes sociales entre otras cosas. Desde que el iPad salio al mercado, las clases se han ido adaptando a este dispositivo sin obligar a los estudiantes o a los maestros a que lo usen. Los resultados son bastante impresionantes, primero por el nivel de aceptación que tiene este dispositivo en la escuela, en algunas clases hasta con un 100%. Los estudiantes que han usado su tableta como cuaderno de apuntes y de estudio han obtenido calificaciones hasta en un 25% mas altas que aquellos alumnos que no.

El éxito no solo se debe a la tecnología del dispositivo, se debe en su gran mayoría a la capacidad de la escuela de fomentar el uso de nuevas tecnologías, adaptar sus programas pero sobretodo la labor de los profesores en adecuar sus clases al dispositivo de Apple. Esto demuestra como una comunidad educativa bien organizada y con mucha disposición puede hacer uso de la tecnología para lograr un bien en común.

Te puede interesar

Las mejores mamás de los videojuegos

El día de las madres puede variar un poco dependiendo en qué parte del mundo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *