Home / Tecnología / La seguridad de las Smart Home ha sido puesta a prueba por un niño de 11 años

La seguridad de las Smart Home ha sido puesta a prueba por un niño de 11 años

Las Smart Home son la prueba viviente de que nuestra vida está siendo cada día más dependiente de la tecnología. Pero por supuesto, no todo es color de rosas, puesto que existe un gran riesgo de seguridad. Esto principalmente porque toda la información de cada aparato debe pasar por una red WiFi, que es bastante fácil de hackear.  Es tan sencillo irrumpir en la red que la seguridad de las Smart Home ha sido puesta a prueba por un niño de 11 años.

Reuben Paul, de solo 11 años ha dado una conferencia donde logró sorprender a millones de personas demostrando como se podía hackear un peluche inteligente desde un Smartphone. Para esto, Reuben usó el Bluetooth de los presentes en la conferencia para conectar un miniordenador Rasperry Pi.  Con esto logó localizar los números telefónicos de los dispositivos conectados y conectó uno de estos al peluche inteligente, al que hizo enviar un mensaje, entre otras cosas. Con esto demostró lo fácil que puede ser esto para cualquier persona con algo de conocimiento. Y también refirió que no solo se puede hacer con un peluche, sino que todos los artefactos LoT pueden ser intervenidos.

Pero por supuesto, Reuben enseñó algunas formas de mantener la seguridad de las Smart Home. La primera recomendación es asegurar completamente las redes WiFi que trabajan dentro del hogar para evitar intrusos. Para esto lo ideal será usar un router que soporte redes de invitados. Estas redes son capaces de restringir ciertos accesos y mantienen completamente aislados los datos domésticos. Estos routers son capaces de evitar diferentes tipos de intromisión al no permitir que usuarios externos puedan ver los datos del modem ni de ninguno de los dispositivos conectados. De esta manera mantener la seguridad de las Smart Home no será un inconveniente.

Te puede interesar

Mito o realidad: ¿La luz del móvil afecta el sueño?

Desde que éramos niños nos metieron en la cabeza que la luz de cualquier pantalla …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *