martes , septiembre 19 2017
Home / Tecnología / La tecnología ATEX en las bombas de membrana

La tecnología ATEX en las bombas de membrana

Las bombas de membrana , también conocidas como bombas neumáticas o bombas de diafragma, son un tipo de bomba de desplazamiento positivo que se acciona con la presión del aire. Esta presión hace que las membranas o diafragma, realizadas de un material flexible, se cierren hasta evitar el caudal por completo, o aumenta o disminuyen el mismo dependiendo del requerimiento. No poseen un motor común de corriente continua, como otras, sino que trabajan solo con aire comprimido, y también suelen ser muy económicas.

Las bombas de doble membrana son las que garantizan un mayor grado de seguridad y confianza, especialmente cuando son necesarias en industrias que utilizan bombas accionadas por aire comprimido y trabajan con materiales delicados. Entre las ventajas de utilizar las bombas de membrana podemos encontrar que:

  • Suelen tener un diseño sencillo, aunque robusto.
  • No poseen sellos mecánicos.
  • No poseen partes rotatorias.
  • Bomba autoaspirante.
  • Para realizar el mantenimiento el procedimiento es simple y rápido.
  • Capaz de trabajar con materiales críticos o delicados de manera segura.
  • No se necesita de un control complejo.
  • Trabajo sin obstáculos y libre de aceite.
  • Se puede regular el caudal a través de un regulador de presión de aire.
  • No necesita de válvula de seguridad ya que una vez que se estabiliza la presión cuando cierra la válvula de impulsión, el caudal es cero.
  • Existen modelos sumergibles y no sumergibles.
  • Puede trabajar en seco sin ningún problema.
  • Puede construirse con diversos materiales que sean compatibles con la función que desempeñarán, como es el caso de la tecnología ATEX en las bombas de membrana.

Bombas de membrana tipo ATEX

Es posible que en algunas ocasiones estas bombas de membrana, se tengan que instalar en algunas zonas con atmósferas potencialmente explosivas. Es por eso que se han desarrollado bombas de membrana de tipo ATEX que cumplen con las normas establecidas para trabajar en zonas clasificadas. La aprobación de la directiva incluye el interior de la bomba, es decir, gases y vapores bombeados; como también el entorno donde se ubicará, es decir, el sitio de instalación.

Desde el año 2003 las empresas que trabajan en áreas con una atmósfera explosiva deben seguir la directiva ATEX. Esta directiva regula los equipos y sistemas de protección cuyo uso se desarrolla en atmósfera potencialmente explosivas, así como los requerimientos mínimos para la protección de la seguridad y salud de los trabajadores expuestos a dichas atmósferas. Es importante que cuando se trabaja en este tipo de zonas, las bombas de membrana cumplan con las normativas establecidas.

Las zonas potencialmente explosivas, donde se puede instalar una bomba de membrana o bomba neumática, se deben clasificar por áreas según la probabilidad de que ocurra una explosión:

  • La zona 0 es aquel lugar cuya atmósfera contiene sustancias peligrosas continuamente, por largos períodos o frecuentemente.
  • La zona 1 es aquella atmósfera explosiva cuya mezcla consistente de aire o sustancias peligrosas se considera como una operación normal.
  • La zona 2 es el lugar donde la atmósfera no ocurre en una operación normal, pero si ocurre se presentará en un pequeño periodo de tiempo.

Te puede interesar

Todo lo que debes saber sobre las fotografías de 360 grados

Día a día la tecnología va avanzando cada vez más, y las cámaras digitales son …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *